<<Home


Este proyecto surge del deseo desviadode imaginar colectivamente una utopía de las disidencias sexuales como táctica para enfrentar la políticas ultra conservadoras aglutinadas bajo la ideología de género. La re-pública rarita propone cocinar y tomar las onces (una merienda colombiana) como una forma humilde de experimentar y de ensayar la utopía. De esta manera, se toma la utopía no sólo como una herramienta que abre la posibilidad de imaginar un futurodistinto al capitalismo y la heteronormatividad que abarcan la totalidad de nuestro presente; sino también, como una crítica al presente, que permite construir alternativas de comunidad, en la que la imaginación colectiva produce una forma de relacionarse diferente, por lo que mientras se imagina la utopía, la utopía se produce.













Preambulo de la Constitución sexo-gastro-política de la re-pública rarita


A finales de los año 90’s, aterrorizados de las imparables revoluciones en curso de los movimientos feministas y de disidencia sexual y de género, los sectores más conservadores de la iglesia católica van a construir un arma retórica para hacer la contra revolución. Este dispositivo bélico-discursivo es la famosa Ideología de Género®. Sin embargo, esta no es una invención del todo nueva, se construye en las bases de un viejo y poderoso dispositivo de la teología cristiana inventado por primera vez en el siglo XII: la sodomía, un arma que fue usada (entre otros muchos de sus fines) para fabricar las causas justas del colonialismo español en América, arguyendo que había que acabar con el nefando pecado sodomítico de los incivilizados indios.



El uso de la Ideología de Género® ha tomado mucha fuerza en los últimos años en América Latina y en España, y ha logrado detener políticas públicas contra la discriminación, censurar y diseminar pánico colectivo sobre el contagio de una especie de virus o fantasma que pone en riesgo la frágil heterosexualidad. La Ideología de Género es motor y uno de los combustibles de las políticas fascistoides de este tiempo. En el caso de Colombia (con el que inicia este proyecto), se creó una suerte de distopía que hizo creer a la gente que de aprobar con sus votos los acuerdos de paz entre el gobierno y la guerrilla de las FARC (que reconocían al colectivo LGBTI y a las mujeres como víctimas particulares de la guerra y actores políticos del posconflicto), el país acogería la tal Ideología de Género® en la constitución, obligando al pueblo y en particular a la infancia a trans-homosexualizarse. Así la sexualidad pecaminosa o desviada, en un contexto enraizado en el colonialismo, vuelve a ser justificante para preservar la guerra.



(Esto va en grande aparte del resto del texto) Cuando hablamos de la ideología de género, necesitamos hablar de la Ideología de Género®, y rastrear los registros de ese dispositivo bélico-discursivo tiene como marca comercial y política. El Niño® y Los Niños® a los que los empresarios de la moral, inventores de la Ideología de Género®, apelan constantemente en sus discursos, no se refiere a los niños, ni las niñas, ni mucho menos lxs niñxs. Son también un invento particular, una marca registrada que debería estar siempre expuesta. La Ideología de Género® es invento particular con fines políticos-morales-mercantiles neoliberales-fascistoides, que se ha ido difundiendo por el mundo como una multinacional de franquicias: su copyright, sus marcas de autoría,  políticas y mercantiles deben estar expuestas.



La re-pública rarita surge del deseo desviado de imaginar esa distopía de nación desde el punto de vista de las disidencias sexual, para construir una utopía molecular, una ficción realizable, donde se agujeren y desplacen las fronteras del régimen heterosexual, donde se cuestione su verdad, y sobre todo donde crear una plataforma para resistir a la contrarevolución de la Ideología de Género®. Para esto convocamos a la constituyente de la re-publica rarita: una serie de encuentros en formato de onces, una merienda colombiana, en las que arepeamos, comemos nuestras arepas, bebemos, hablamos e imaginamos colectivamente la re-pública rarita.



Esta constitución es parte del proceso de una serie de asambleas en formato de onces convocadas como la constituyente de la re-publica rarita. Las onces son una merienda popular colombiana. Nuestras onces son una forma de unir el diálogo con la digestión, de hacer circular la palabra y el pensamiento por el cuerpo y por los cuerpos, de una forma particular que se gesta en los actos de compartir comida y otros cuidados. Las onces son encuentros usualmente familiares, que desfamiliarizamos para ensayar una forma de estar juntas desligada de la genitalidad con la que se organiza lo familiar. Para practicar una forma de socializar y desgenerizar los cuidados que se limitan a las fronteras de la familia.   



Los empresarios de la moral inventores de La Ideología de Género® apelan a lo pasional para promover y diseminar sus políticas de odio. Sin embargo, ese dispositivo bélico-discursivo es también heredero de la razón escindida del cuerpo de la tradición cartesiana, desde la que se construyeron la homosexualidad y otras categorías patológizantes con las que se ha circunscrito y administrado la existencia de las disidencias sexuales. Por eso, para resistir a La Ideología de Género®© nosotrxs apelamos al pensamiento y la acción encarnados, encuerpados, llenos de afectos y de emociones. Ante el discurso pasional de la Ideología de Género® apelamos a lo emocional. La pasión es padecer, es contraria a la acción, es dejarse llevar, dejarse pastorear por la perturbación infundada. La emoción, es en cambio, una forma de afecto que moviliza, que nos permite reaccionar, que nos habilita para hacer y para estar juntxs. Desde nuestras emociones; nuestra rabia, nuestro deseo, nuestro amor y nuestro erotismo construimos la re-pública rarita y esta constitución.